Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Historia Summoner

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes
    • Compartir

    Historia Summoner

    RELATO DE SAHLEHNE.
    VIDA DE UNA ELEMENTAL SUMMONER


    -EL DESPERTAR-

    Abrí los ojos por primera vez hace mas o menos un año desde hoy.

    Suspendida ente los brazos del Mother Tree, podia escuchar y sentir la vida a mi alrededor, como un fruto madurando y esperando a ser recogido a salvo de todo peligro en los brazos de mi madre.

    Con un soplo de aire, de un viento mágico que llenó de vida mi cuerpo y mi alma, abrí los ojos por primera vez y no sentí miedo por todo lo que ví en ese instante.

    Ya había sentido todo aquello antes. Los demás elfos correteando, el olor de los prados verdes, el murmullo de los rios y el calor del sol. Pero ésta vez pude verlo todo y me sentí realmente viva.

    Había llegado mi momento, había sentido la llamada del destino. Lo único que tenía era un nombre: Sahlehne.

    -PRIMERAS IMPRESIONES-

    En cuanto dejé a mi querida Madre quise reunirme con los otros elfos esperando ser aceptada y así fue.

    Sentí los cálidos abrazos de mi gente, que poco a poco fueron quitando la venda de mis ojos y revelándome los secretos de este nuevo mundo mágico que empezaba a descubrir.

    Tengo que decir que la ciudad de los elfos era el lugar más indicado para poder comprender las fuerzas que mueven este universo.
    Con la ayuda de buenos amigos, gente amable y buenos tutores como Nerupa o Greenis conseguí abrirme paso rápidamente en los estudios de la magia elemental.

    En poco tiempo conseguí dominar el viento y crear pequeños torbellinos, dominé el agua para crear hielo y algo de magia de sanación para ser de ayuda en momentos difíciles.
    Y un día no muy lejano, Roselia me llamó. Ella era la encargada de preparar a los estudiantes de magia para el examen final, la prueba por la que se permitía a los magos continuar sus estudios.

    Me explicó que para dominar los elementos, un mago elfo antes debe comprenderlos. Y debía consegir las joyas que simbolizaban a éstos. Éste era mi examen, la prueba final que me separaría de mi ciudad para recorrer el mundo.

    Roselia me dio la primera de ellas, la que simbolizaba la Tierra.
    Ayudé a Greenis a librarse de unas arañas y conseguí el Rubí del Fuego.
    Ayudé a Talía y conseguí la Aguamarina del Agua.
    Y tas una dura prueba que consistía en limpiar la Fortaleza Élfica de la invasión de Hombres Rata conseguí el Amatista que simbolizaba el Viento.

    Terminadas mis tareas, Roselia me entregó emocionada la recompensa que tanto esperaba, un Diamante que simbolizaba el final de mi estancia en la ciudad.

    Ya estaba preparada para salir, así que sin pensarmelo corrí a Gludio al Consejo de Magos, despidiendo a todos los amigos y prometiendo que volvería algún día.
    En el Consejo fuí reconocida como un Mago Elfo, teniendo acceso a nuevos libros y pudiendo desarrollar nuevas habilidades.

    -LOS ESPÍRITUS GUARDIANES-

    Estudié sin descanso los antiguos libros y pergaminos de la biblioteca. Aprendí a utilizar el agua, el fuego, el viento y la tierra.
    Pero encontré unos pergaminos que me fascinaron por completo.

    En estos antiguos pergaminos hechos con hojas vivas de el Árbol Madre se recogían los rituales para convocar a espíritus guardianes de los elfos que durante tiempos inmemoriables les ayudaban en los momentos difíciles.

    Estudié los escritos una y otra vez, memorizando cada palabra, símbolo y movimiento, deseosa de completar el ritual.
    Me armé de valor y decidí que por todos los medios dominaría ese hechizo, así que al amanecer me adentré en el bosque.

    Todo estaba tranquilo, se oía el murmullo del agua y el canto de los pájaros. Era el momento ideal para fundirme con la naturaleza y convocar a los espíritus.

    En un claro cercano a un río tracé un círculo con ramas de espino y hojas de roble. Tal como estaba indicado, coloqué un cristal de cuarzo apuntando al norte y me coloqué en el centro de éste.

    Recité el cántico en élfico:

    “Nacidos de los vientos de la magia,
    con cuerpos de agua,y cabellos del sol.
    Yo os invoco Espíritus Ancestrales,
    para ello os abro mi cuerpo,
    os abro mi alma y corazón.

    El Roble significa fuerza,
    El Espino significa tesón
    y el Cuarzo contiene mi vida,
    que comparto con vosotros
    al ayudarme en mi misión.”

    Al terminar el cántico, el bosque quedó en silencio. Y del rio surgieron tres figuras. Tres unicornios tomaron forma y grácilmente se acercaron donde yo estaba.

    El primero era color azul pálido, con un prominente cuerno que se presentó como Syberys. Y galopó a mi derecha y colocó su hocico en mi mano.

    El segundo era color rosado, con alas emplumadas y se presentó como Sariah. Se colocó a mi izquierda y me olisqueó el cabello.

    Y el tercero tenía forma de unicornio también, pero estaba formado por agua.
    Éste sin embargo quedó donde estaba y desapareció sin dejar rastro.
    Comprendí que no tenía suficiente poder aún para llamarlo.

    Así que froté las hojas de roble con el cristal de cuarzo, y me pinché la mano con una rama de espino, escribiendo con sangre mi nombre en el cristal.

    Los unicornios tomaron el cristal, quedando así sellado mi destino con el suyo.
    Recitando el hechizo y utilizando cristales de cuarzo como catalizadores, podía llamarlos en cualquier momento.

    Después de ese día, Syberys y Sariah me acompañaron a todas partes, siendo como hermanos. Pasaba los días acariciando sus cabellos plateados, y bromeando con ellos en las orillas del río. Cariñosamente los llamaba “Mechitas” y “Melenitas” por la forma de sus crines

    Los años pasaron uno tras otro, y yo seguía estudiando y creciendo. Mis poderes mágicos estaban en auge.

    La magia élfica tiene dos especialidades principales.
    Una de ellas es la llamada Magia Elemental que se versa en el estudio de los elementos y en su manipulación, y los elfos de la luz, ligados a la naturaleza y descendientes de Eva (la diosa del agua) son los más hábiles manipulando el agua y el hielo.
    Los más poderosos se convierten en Spellsingers o “Cantantes de hechizos”.

    Pero yo supe desde el primer momento que sellé el pacto con mis queridos corceles que me dedicaría en cuerpo y alma a ellos.
    Yo tomaría la otra especialidad: La Alta Invocación.
    Ese era mi objetivo, convertirme en un Elemental Summoner o “Invocador Elemental”.

    Con mi destino sellado con Syberys y Sariah, el camino estaba claro pero aun necesitaba poder y conocimientos.
    Así que comencé mi peregrinaje hacia el destino que mis actos habían marcado, hasta sentirme lo suficientemente segura de someterme a la prueba de fuego.

    Espero qe les aya gustado

    Es re onda mu pero no es de lineaje :P

    Saludos~
    Editado por última vez por Faso; https://hastlegames.com/member/8-faso en 13/03/09, 04:19:20.
    • Compartir

    #2
    esta muy bueno el post men pero podrias poner historia de los demas pj

    Comentario

      • Compartir

      #3
      jajaja se podria decir que nacio de un repollo :P

      Comentario

        • Compartir

        #4
        Respuesta: Historia Summoner

        Si... muy bueno el relato.. pero seria muy bueno tener la Historia de cada uno de los Pjts...!!!
        sigpic
        Interpretando el pasado personal, para tener un futuro opcional...!!!

        Comentario

          • Compartir

          #5
          Respuesta: Historia Summoner

          que buen relato opino lo mismo si podes dejar la historia d los demas pj

          Comentario

          Trabajando...
          X